Colegio de Educación social de Cantabria

El Colegio Profesional de Educación Social de Cantabria necesitaba cambiar su nombre para ser más inclusivos cambiándolo de «Educadores sociales» a «Educación social» lo que por fin a incluido a todas las educadoras sociales que antes no estaban visibilizadas.

Además del nombre, el colegio decidió cambiar su imagen corporativa al completo, cambiando de logos, colores e incluyendo a Copesky, su adorable mascota.